jueves, 25 de junio de 2015

JSE: “En pleno siglo XXI la orientación sexual de las personas o su estado civil no puede suponer un impedimento para formar una familia”



Con motivo del día internacional del orgullo LGTB, que se celebra el próximo 28 de junio, Juventudes Socialistas de España (JSE) lanza una campaña para reivindicar igualdad de oportunidades para formar una familia ya que “las parejas del mismo sexo y las personas solteras encuentran enormes dificultades para tener hijos a través de las vías existentes, que son pocas, muy costosas, muy limitadas, o simplemente no regladas en nuestro país” denuncia la organización.

Para Nino Torre, Secretario General de JSE, “en pleno siglo XXI la orientación sexual de las personas o su estado civil no puede suponer un impedimento para formar una familia, pero al PP le importa más imponer su doctrina recortando derechos a las mujeres a la hora de ser madres mediante reproducción asistida y no haciendo nada por garantizar a las familias homoparentales y monoparentales la posibilidad de conformar una familia”.

Por otro lado, Torre explica que “en nuestro país, las adopciones nacionales tienen un alto tiempo de espera y unos procesos muy duros y exigentes, repletos de protocolos que una vez tras otra se ven insatisfechos y que pueden convertir la ilusión por crear una familia en un verdadero calvario”. Del mismo modo, respecto de las adopciones internacionales, Torre denuncia que “es intolerable que personas que simplemente sueñan y desean formar una familia se encuentren, por su orientación sexual o su estado civil, con procesos bloqueados y ralentizados por decisiones políticas tanto de nuestro país como de los países de origen de los niños, algunos de los cuales mantienen leyes de adopción que impiden el avance hacia una sociedad igualitaria".

En este sentido, Juventudes Socialistas de España lanzan la campaña “CONFAMILIATE – Historias diversas, familias de iguales”, para reivindicar y defender, como explica Javier Barrionuevo, Coordinador LGTB de la organización, “una sociedad completamente igualitaria y diversa en la que todas las personas, independientemente del género que posea su pareja, tengan las mismas oportunidades para cumplir con sus objetivos vitales, incluyendo los de naturaleza familiar”. Finalmente, Barrionuevo asegura que “tenemos que seguir avanzando, hacia un país que pueda garantizar la dignidad a todas las personas y una sociedad que no discrimine a sus semejantes bajo ninguna ley que los ampare, hacia una concepción de familia que no distinga por la orientación sexual de sus progenitores, y hacia un sistema en el que cualquier persona que demuestre unas capacidades y condiciones parentales y marentales adecuadas pueda formar una familia en la que educar, criar y hacer feliz a un niño o una niña, transmitiéndole el valor de la diversidad”.

Por ello, los y las jóvenes socialistas concluyen que “seguiremos luchando incansablemente por la diversidad, la igualdad y la libertad real entre todas las personas, independientemente de la orientación sexual que tengan, y conseguiremos eliminar los estereotipos retrógrados que pretenden frenar a una sociedad que quiere seguir modernizándose”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario